MARCOS LOAYZA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nací en 1959 en La Paz Bolivia.

Pase una infancia tranquila en medio de la familia; debido a un accidente pase muchas horas de mi niñez en cama condenado a jugar solo con papel y lápiz.
Estudie arquitectura aunque mi verdadera pasión eran el cine, la poesía y los comics. Por eso toda mi juventud me la paso observando, acumulando imágenes y vivencias.
Solo expongo cuando soy invitado hacerlo y me dedico a ilustrar para muchos periódico suplementos y editoriales de diverso tipo.

El dibujo se expresa por sobre todo en la respiración, la huella y la fuerza que deja el autor en el momento de su ejecución sobre el papel, mas allá de las técnicas, las figuras y el tema que aborda; es una pulsión que transmite por debajo de la epidermis de la razón.
El dibujo atrapa a quien dibuja, como una radiografía de lo que le sucede dentro, sus pensamientos, miedos, deseos y sentimientos, los mas cotidianos y los innombrables o desconocidos. Cada dibujo no exige de horas ni días para su ejecución, sino de toda una vida.

La mano encuentra las respuestas que la cabeza es incapaz de dar,
plantea las preguntas que tendrán respuestas en los días por venir.

El dibujo puede ser una manera de pensar, puede ser un grito del cerebro y un grito del deseo.
Por eso el estilo es apenas una referencia del estado de animo, de las circunstancias externas, de la manera de encarar, enfrentarse y cuestionar el arte. Por eso caben el trazo fino único estable y ascético hasta la mancha borroneada incapaz de encontrar orden y pueden convivir o ser enemigas según cada caso, cada dibujo exige una técnica, un tiempo y una pulsión, no es una búsqueda estética sino una crónica de una vida artística.

Por eso, mas allá del tópico, dibujo para mi, una actividad intima e introvertida, lo que no cabe en un dibujo lo plasmo en el cine o el teatro.

Para profundizar más sobre la obra del artista
y adquirir sus trabajos:

GRAFICA Y DIBUJOS

ONE by ONE: