JAN VAN RIJN

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Rijn tiene un estilo muy distintivo – tomando el modelo erótico más “normal” propone un exagerado sexualmente opulento.

No hay ningún anoréxico aquí – los cuerpos son carnosos, los pechos son colgantes, hay curvas, y una substancia tangible a estas figuras para digerir.

Los desnudos que Rijn pinta son desvergonzadamente sexuales y fijan su mirada en el espectador con sabiduría, los ojos sugestivos, o bochornosos. Sus figuras parecen regocijarse en su exhibicionismo y perversidad.

Los momentos que él captura no son estáticos – del mismo modo que ellos llevan la substancia física, el espectador entiende que ellos están mostrando a sólo un momento fuera de algún evento más grande, casi como una fotografía.

Sus dibujos eróticos cubren aspectos directos de sexualidad, también entregados a lo más iconografío como fetishistic – los tacones altos, uñas largas, la ropa interior, la esclavitud, agujereando, y transexual.

El del arte erótico de Rijn es muy gráfico – simplemente negro, blanco, y gris. Mientras estas imágenes pueden parecer intrépidas y simples al principio, la calidad de las líneas y el sombreado es muy deliberado y técnico – la estratificación detallada de líneas finas en el pelo, los labios, y los pezones específicamente pero también el cada trazo tan cuidadoso de la hembra delicada y los pliegues masculinos.

Dibujos que empujan la distorsión de ángulo y ven, a donde el cuerpo parece extender para llenar cada hendedura del linzo – esta prestar atención al detalle y el ojo perspicaz es donde el trabajo se vuelve el arte.

ONE by ONE: