AGOSTINO CARRACCI ó CARACCI

(Bolonia, 16 de agosto de 1557 – Parma, 22 de marzo de 1602)
Pintor y grabador italiano del Barroco.
Seguía como ideal la naturaleza, y fue, con sus parientes Annibale y Ludovico, el fundador de una escuela que buscaba una visión más particularizada de ésta, y en cierto modo rival al estilo preconizado por Caravaggio. Este estilo pictórico, que encontró gran eco en el ambiente religioso de la Contrarreforma, se denomina clasicismo boloñés.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Agostino se formó en el ambiente manierista de Bolonia, especialmente con el arquitecto y tallista Domenico Tibaldi. Hizo viajes de estudios a Venecia en 1582, y a Parma entre 1586 y 1587, volviendo a Venecia entre 1587 y 1589; su vida y actividad posteriores se centraron no obstante en su ciudad natal.

Sus modelos pictóricos fueron, entre otros, Federico Barocci, Tintoretto, Antonio Campi y Correggio, de cuyas obras famosas hizo copias.
Con su hermano Annibale fundó la Academia de los Encaminados o de los Deseosos, propugnando un estilo opuesto al Manierismo que no tardará en imponerse a pesar de las críticas por parte de los ambientes manieristas de Bolonia.
Su obra está plagada de significados y símbolos y en la visión detyenida del detalle se vueve más rica e intensa.
Colaboró con Ludovico y Annibale Carracci (eran parientes suyos) en los frescos del Palazzo Fava,que se realizaron en 1584 y en los del Palazzo Magnani, entre 1590 y 1592, considerada su obra maestra.
Este año pintó también la “Comunión de San Jerónimo”, (Pinacoteca Nazionale de Bolonia). “Funda con su hermano la “Academia Ecléctica” de estudios sobre pintura que empleará un estilo que se impondrá al manierismo a pesar de las críticas de “realismo” que le llegaban de los ambientes manieristas de Bolonia”.

Compuso un soneto para explicar a Niccolo dell’Abate lo de “ecléctico”:

“Quien quiera ser pintor con maestría
dé a sus dibujos línea Romana,
con movimiento y sombra Veneciana
y el colorido de la Lombardía.

De Miguel Ángel la terrible hombría,
la natural postura del Tiziano,
como Correggio puro y soberano,
de Rafael la pulcra simetría,

Del Tibaldi reparto y decorado,
del Primaticcio docto el inventar,
del Parmigiano el grácil modelar.

Sin tanto estudio el fin será logrado
solamente, imitando el peregrino
arte de nuestro amigo Niccolino”.

ONE by ONE: